• LAS HURDES, ABRIL 2022

    Entre el 23 de abril y el 22 de mayo de 1933, Luis Buñuel, rodó el icónico documental de 33 minutos Las Hurdes, Tierra sin pan.
    Anticipación acaso de una de las décadas más infames de la historia mundial.
    Fake news?
    Hurdanos afirmaron que Buñuel  hizo arreglos para que un burro enfermo fuera cubierto con miel para filmarlo mientras las abejas lo picaban hasta el final. Lo mismo hizo con una cabra a la que se le disparó junto a un acantilado para que cayera mejor.

    Te parece que efluvios de Voldemort, nefasto ogro de San Peterburgo o alguno de sus secuaces llegarán hasta la choza de Riomalo de Arriba donde nos refugiamos?
    Siempre nos quedará el plan B, idéntica choza en Riomalo de Abajo.

    Nos alimentaremos de sombras y silencio.

    Un paraíso sin serpientes ni espadas flamígeras. 
    Sin fronteras ni puestos de control.

    Con buen tiempo, de amanecer
    a amanecer.

  • YO, ESTUARIO

    Toda mi vida, mi poesía, están hechas de ser estuario, desde la orilla o en el centro del remolino. Con los brazos bien abiertos, atrapando nada.

    La cabeza partida al medio por ese río que no se ve. El tan bien nombrado.

    Pajitas, troncos, serpientes de río, ahogados, bagres y viejas. En el Río de la Plata todo vale. Abraza, supera los ríos de mi paso: Estuvo conmigo en el Yangtsé, el Tajo, está en mi bolso en bandolera día y noche en el Sena, en los hoyos negros del firmamento. 

    Lo desgrané en nostalgia, blasfemias, cartas, cuentas y cuentos, sueños y pesadillas y sobre todo en estos poemas cruza de crónica y cantigas. Barcarola, lamento de esfinge y de quimera.

    París, 18 de junio 2002

    I

    El poema; suma de experiencias, emociones, visiones, revés de la trama y tiempo.

    De ese alambique salís vos con vos. Vos menos enemigo de vos. 

    Bastantes años me sumergí en lo oculto porque quería saber, comprender, poder descifrar el alfabeto de algún misterio.

     Hoy comprendí que el enorme don es amar. La pasarela es tan frágil. 

    El puente de cuerdas, el vértigo. 

    A lo mejor ya lo pasé y ni siquiera me di cuenta. 

    O sí y el retorno es imposible.

    Como cuando compartí una que otra noche de amor

    como cuando poseí la juventud. 

    Por suerte el olvido borra con el codo.

    Gran destejedor, gran.

  • devociones

    http://www.devociones.net/

    Devociones, para descargar el texto con fotos.

    Textos Luisa Futoransky
    Fotos José Berni

  • Profesión de fe en tiempos de pandemia

    Parafraseando a la Gran Ola
    Por testigo, el Monte Fuji que tenemos dentro y siempre nos contempla

    A los cinco años aprendí a hacer palotes. A los 50 había producido un gran número de textos sobre todo poemas y algunas novelas. Con todo, ninguno tenía un verdadero mérito hasta la edad de 70 años. A los 73 finalmente aprendí algo sobre la verdadera forma de las cosas, pájaros, animales, insectos, peces, las hierbas o los árboles. Sin olvidar algunos humanos. Por lo tanto a la edad de 80 realicé cierto progreso, a los 90 habré penetrado más en la esencia del arte. A los 100 habré llegado finalmente a un nivel excepcional y a los 110, cada punto y cada línea que escriba, poseerá vida propia […]
    Conjuro a quienes lleguen conmigo que digan si no cumplo mi palabra.

  • AL GARETE

    En medio de la nada, pero cerca del cementerio, una cabina telefónica blanca con su teléfono antiguo de discado, negro.
    La gente la llama, el teléfono del viento. La donó un viejo y la dejó tal cual en su propiedad que hizo pública.
    Allí acuden los inconsolables de Otsuchi-cho, cerca de Fukushima para hablar con los que le faltan después del tsunami.
    Miles son los que pasaron por allí confiando logros, carencias, pidiendo ayuda y consejo.
    Si es que vienen, si es que tantos vuelven es que alguien responde al teléfono.

    A 10 años del terremoto y tsunami de magnitud 9, 1 que provocó el accidente nuclear de Fukushima, Japón el 11 de marzo de 2011.

    El teléfono del viento, la cabina telefónica para “hablar” con los muertos en Japón

  • Hoy nosotras/os

    Feliz cumpleaños querida Luisa.

  • PP: PENSAR PANDEMIA (continuaré, si puedo)

    LUISA FUTORANSKY

    hay telas de araña no concebidas para atrapar nada
    por mero deber de orfebrería

    dónde nacen, dónde mueren las líneas
    las ampollas de la mano?

    el mundo está  quedando estrecho para restañar las alas
    de los pasajeros en tránsito

    sola y entrada la noche me caí
    recordé luego una inscripción con letras zafias
    en un metro de Paris: le plus dur c’est dormir

    perder la cabeza
  • CHICHES

    Jochen Rais es un coleccionista alemán que juntó clichés de mujeres encaramadas a los árboles en la Alemania de los años 20 a los 50. 
    Llegó a coleccionar 1.500 fotos. Se las encuentra y compra en la red por unas nueve libras esterlinas.
    Coleccionar mujeres subidas a los árboles es una forma de coleccionar el mundo.

    En Jacarepaguá, Bispo de Rosario reunía chapitas, jeringas, botones del suelo del loquero para confeccionar un inventario del universo, y cuando lo terminó no le quedó otra que de trapitos coserse un Manto de presentación.
    Esperar el eclipse, Godot, el apocalipsis a horcajadas en un árbol o en el patio de un loquero son simples ceremonias de lo mismo.
    Lo importante es la convicción  y calidad de la espera.

  • LITERAL

    Destacan ahora que el coronavirus se instaló en los mataderos

    ¿alguna vez estuvo fuera?

  • NEGACIÓN DE APACIGUAR

    no existe una shoah existen 6 millones de holocaustos

Create your website with WordPress.com
Get started